Antipanico

Los dispositivos antipánico son componentes esenciales en la seguridad de puertas, especialmente en entornos públicos o comerciales donde la evacuación rápida y segura es crucial en situaciones de emergencia. 

Filtros

Precio
11,00 € - 453,00 €

Herrajes para Puertas de Emergencia y Antipánico

¿Son obligatorios los dispositivos de antipánico?

De acuerdo con el Código Técnico de la Edificación, específicamente en el apartado DA DB-SI/2, se establece que las barras antipánico deben ser instaladas en las puertas de aquellos espacios donde se espera una afluencia de más de cincuenta personas que estén familiarizadas con el edificio.

¿Cómo funcionan las herramientas antipánico?

Las barras antipánico operan mediante un mecanismo que se activa cuando se ejerce presión sobre la barra. Esta presión desbloquea un pestillo o sistema de cierre, lo que permite que la puerta se abra hacia afuera. Este diseño ayuda a garantizar una salida rápida y segura en situaciones de emergencia, evitando que las personas queden atrapadas dentro del espacio.

Dispositivos Antipánico FAST PUSH de CISA

El dispositivo FAST PUSH ofrece una solución completa y lista para instalar en forma rápida y con costos reducidos para puertas de emergencia. Con tratamientos antibacterianos especiales, estos dispositivos están disponibles en una variedad de modelos y colores. 

  • Diseño y Funcionalidad: El sistema FAST PUSH destaca por su facilidad y rapidez de instalación, así como por su modularidad, que permite su adaptación a diferentes necesidades y entornos. 
  • Coordinación Estética y Variedad de Acabados: Con líneas de diseño más marcadas y una amplia gama de acabados disponibles, los dispositivos FAST PUSH garantizan una coordinación estética en cualquier ambiente. 
  • Versatilidad y Coordinación entre Modelos: Las versiones PUSH y TOUCH ofrecen una variedad de modelos con uno, dos o tres puntos de cierre, asegurando la versatilidad y coordinación estética en su instalación. 
  • Fiabilidad y Cumplimiento Normativo: Certificados según la norma EN 1125 y marca CE, los dispositivos FAST PUSH garantizan fiabilidad y cumplen con los estándares normativos requeridos. 
  • Mantenimiento y Reducción de Ruido: El diseño de enganche rápido y la reducción de ruido gracias al cable de conexión hacen que el mantenimiento sea rápido y eficiente, asegurando un funcionamiento óptimo a largo plazo. 

Integración Segura y Práctica: Accionamientos Externos para Dispositivos Antipánico

Los accionamientos externos diseñados para barras antipánico ofrecen una solución ideal para su integración en sistemas de gestión de accesos, priorizando la seguridad y la practicidad en su funcionamiento.

  • Seguridad Reforzada: La presencia de una manilla con perfil antifractura (Return To Door) garantiza una mayor resistencia frente a posibles intentos de manipulación. La disposición de la manilla debajo del cilindro proporciona una rotación más eficiente y reduce el riesgo de golpes accidentales.
  • Confort Optimizado: Una palanca de manilla más larga facilita una sujeción más cómoda y segura. La versión con manilla rebajada está diseñada específicamente para espacios reducidos, ofreciendo comodidad sin comprometer la seguridad.
  • Instalación Sencilla: Los orificios de fijación idénticos permiten una instalación rápida y sin complicaciones, siendo completamente intercambiables con versiones anteriores.
  • Características Técnicas Destacadas: Placa con manilla rebajada para adaptarse a diferentes necesidades de instalación. Cilindro niquelado para una durabilidad y resistencia óptimas. Palanca de manilla extendida en más de 55 mm para facilitar su uso. Manilla RTD (Return To Door) con perfil antifractura para una seguridad reforzada. Posibilidad de inhabilitar la manilla mediante el uso de la llave, brindando un control adicional sobre el acceso.

Comprar dispositivos antipánico online EN STOCK al mejor precio. Venta de cierres anti-pánico. Gran oferta y entrega rápida en toda España.

Dudas frecuentes

A continuación damos respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes realizadas por nuestros clientes.

Una barra antipánico, también conocida como barra de pánico o barra de salida de emergencia, es un dispositivo de seguridad instalado en puertas de salida de emergencia en edificios comerciales, institucionales y públicos.

Su función principal es permitir una evacuación rápida y segura en caso de emergencia, como un incendio u otra situación de peligro. Estas barras están diseñadas para permitir que las personas abran fácilmente la puerta desde el interior, aplicando presión sobre la barra en lugar de tener que girar un pomo o utilizar una llave.

Esto es especialmente importante en situaciones de pánico o estrés, donde las personas pueden tener dificultades para recordar cómo abrir la puerta en forma convencional. Las barras antipánico suelen estar conectadas a un mecanismo que libera la cerradura de la puerta cuando se aplica presión sobre la barra.

Esto permite que la puerta se abra rápidamente hacia afuera, facilitando la salida de las personas del edificio. Además, muchas barras antipánico tienen características de seguridad adicionales, como la capacidad de bloquear la puerta desde el exterior para evitar intrusiones no autorizadas.

Una barra antipánico es un dispositivo de seguridad esencial en puertas de salida de emergencia que facilita la evacuación rápida y segura en situaciones de peligro.

Existen varios tipos de barras antipánico diseñadas para adaptarse a diferentes necesidades y configuraciones de puertas de salida de emergencia.

Algunos de los tipos más comunes incluyen:

  • Barras horizontales de una sola puerta: Estas barras antipánico se instalan horizontalmente en el centro de una puerta de una sola hoja. Al presionar la barra, se libera la cerradura de la puerta, permitiendo que se abra hacia afuera para facilitar la evacuación.
  • Barras verticales para puertas dobles: Este tipo de barras antipánico se instala verticalmente en la parte central de dos puertas adyacentes, generalmente en puertas dobles o puertas dobles francesas. Cada hoja de la puerta tiene su propia barra que se presiona para abrir la puerta correspondiente.
  • Barras antipánico de dos puntos: Estas barras antipánico tienen puntos de fijación en dos puntos, lo que proporciona una mayor estabilidad y seguridad. Son adecuadas para puertas más anchas o para aquellas que requieren una mayor resistencia contra la presión.
  • Barras antipánico con función de bloqueo: Algunas barras antipánico vienen con una función de bloqueo incorporada que permite bloquear la puerta desde el exterior, proporcionando seguridad adicional para evitar intrusiones no autorizadas cuando la puerta no está siendo utilizada como salida de emergencia.
  • Barras antipánico con alarma integrada: Estas barras antipánico están equipadas con un sistema de alarma que se activa cuando se presiona la barra, lo que proporciona una alerta audible para ayudar a dirigir a las personas hacia la salida de emergencia en caso de evacuación.

Estos son solo algunos ejemplos de los tipos de barras antipánico disponibles en el mercado. La elección del tipo adecuado dependerá de factores como el tipo de puerta, la ubicación, las regulaciones locales de seguridad y las necesidades específicas del edificio o espacio.

Es importante consultar con un profesional en seguridad o cerrajería para determinar el tipo de barra antipánico más adecuado para tu situación particular.

Las barras antipánico de empuje, también conocidas como barras de pánico o barras de salida de emergencia, están diseñadas para permitir una evacuación rápida y segura en caso de emergencia, como un incendio u otra situación de peligro.

Funcionan de la siguiente manera:

  • Presión sobre la barra: Cuando una persona necesita salir de una habitación o edificio de forma rápida, simplemente aplica presión sobre la barra antipánico ubicada en la puerta de salida de emergencia. Esta presión puede ser ejercida con el cuerpo o con las manos.
  • Liberación de la cerradura: Al presionar la barra, se activa un mecanismo interno que libera la cerradura de la puerta. Esto permite que la puerta se abra fácilmente hacia afuera, en la dirección de la evacuación.
  • Apertura de la puerta: Una vez que la cerradura se libera, la puerta se abre instantáneamente, permitiendo que las personas salgan del edificio de manera rápida y eficiente. La puerta puede ser empujada abierta sin necesidad de girar un pomo o utilizar una llave.
  • Cierre automático opcional: Algunas barras antipánico pueden estar equipadas con un mecanismo de cierre automático que hace que la puerta se cierre automáticamente después de que las personas hayan pasado. Esto ayuda a mantener la seguridad y la integridad de la salida de emergencia.

Las barras antipánico de empuje funcionan liberando la cerradura de la puerta cuando se aplica presión sobre la barra, permitiendo una evacuación rápida y sin obstáculos en situaciones de emergencia. Son dispositivos esenciales para garantizar la seguridad de las personas en edificios comerciales, institucionales y públicos.

Las barras antipánico de embutir son un tipo específico de barras antipánico diseñadas para ser instaladas en puertas donde se desea un aspecto más discreto y estético.

A diferencia de las barras antipánico de montaje en superficie, que se montan directamente sobre la superficie de la puerta, las barras antipánico de embutir se instalan dentro de la puerta, quedando enrasadas o "embutidas" en su superficie. Estas barras suelen estar compuestas por un mecanismo de bloqueo y liberación, así como por una barra horizontal que se activa al presionarla.

Cuando se aplica presión sobre la barra, se libera el mecanismo de bloqueo, permitiendo que la puerta se abra hacia afuera para facilitar la evacuación en caso de emergencia. Las barras antipánico de embutir ofrecen varias ventajas, incluyendo un aspecto más limpio y discreto, ya que quedan ocultas dentro de la puerta y no sobresalen.

Esto las hace ideales para aplicaciones donde se desea mantener la estética de la puerta sin comprometer la seguridad y funcionalidad de la salida de emergencia. Es importante tener en cuenta que la instalación de barras antipánico de embutir puede ser más compleja que las de montaje en superficie, ya que requieren que se realicen cortes precisos en la puerta para alojar el mecanismo.

Por esta razón, es recomendable que la instalación sea realizada por un profesional experimentado en cerrajería para garantizar un funcionamiento adecuado y una instalación segura.

Una puerta con barra antipánico se utiliza principalmente como una salida de emergencia en edificios comerciales, institucionales y públicos.

La función principal de estas puertas es permitir una evacuación rápida y segura en caso de emergencia, como un incendio, una amenaza de seguridad u otra situación que requiera una evacuación inmediata.

Las puertas con barra antipánico están diseñadas para que las personas puedan salir del edificio de manera rápida y eficiente, incluso en situaciones de pánico o estrés. Cuando se aplica presión sobre la barra antipánico, se libera la cerradura de la puerta, permitiendo que la puerta se abra fácilmente hacia afuera.

Esto facilita que las personas salgan del edificio sin necesidad de girar un pomo o utilizar una llave, lo que puede ser difícil de recordar en situaciones de emergencia.

Además de su función principal como salida de emergencia, las puertas con barra antipánico también pueden ser utilizadas como salidas normales en situaciones cotidianas, proporcionando un acceso conveniente y seguro fuera del edificio.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas puertas están diseñadas específicamente para su uso como salidas de emergencia y deben mantenerse libres de obstrucciones en todo momento para garantizar una evacuación rápida y segura en caso de necesidad.

Las barras antipánico deben instalarse en ciertas situaciones y lugares según lo establecido por los códigos de construcción y las regulaciones de seguridad.

Aquí hay algunas circunstancias comunes en las que es necesario instalar barras antipánico:

  • Edificios comerciales e institucionales: En la mayoría de los casos, los códigos de construcción requieren la instalación de barras antipánico en las puertas de salida de emergencia en edificios comerciales, institucionales y públicos, como oficinas, escuelas, hospitales, hoteles, teatros y centros comerciales.
  • Edificios de alta ocupación: Los edificios con una alta ocupación, donde hay muchas personas presentes al mismo tiempo, están sujetos a regulaciones más estrictas en cuanto a la seguridad de las salidas de emergencia. En estos casos, es probable que se requiera la instalación de barras antipánico en las puertas de salida.
  • Edificios de uso público: Los edificios de uso público, como estadios, aeropuertos, estaciones de tren y museos, suelen estar sujetos a regulaciones específicas en cuanto a la seguridad de las salidas de emergencia. Las barras antipánico pueden ser necesarias en estas situaciones para garantizar una evacuación rápida y segura en caso de emergencia.
  • Edificios con requisitos de seguridad contra incendios: Los edificios sujetos a requisitos específicos de seguridad contra incendios pueden requerir la instalación de barras antipánico en las puertas de salida de emergencia como parte de un plan integral de evacuación.

Las barras antipánico deben instalarse en puertas de salida de emergencia según lo determinen los códigos de construcción y las regulaciones de seguridad aplicables, especialmente en edificios comerciales, institucionales y públicos, así como en aquellos con requisitos específicos de seguridad contra incendios o de alta ocupación.

Las barras antipánico pueden estar sujetas a diversas certificaciones y estándares de seguridad, dependiendo de la regulación local y de los requisitos del edificio o proyecto en particular.

Algunas de las certificaciones y estándares comunes que pueden aplicarse a las barras antipánico incluyen:

  • Certificación de producto: Las barras antipánico pueden estar certificadas por organizaciones de certificación independientes que evalúan su cumplimiento con estándares específicos de seguridad. Algunas de estas organizaciones pueden incluir Underwriters Laboratories (UL) en Estados Unidos, el British Standards Institution (BSI) en el Reino Unido, y el Instituto Nacional de Normalización (INN) en España, entre otros.
  • Cumplimiento con normativas locales: Las barras antipánico deben cumplir con las normativas y códigos de construcción locales que regulan la seguridad de las salidas de emergencia y los dispositivos antipánico. Estos códigos pueden variar según la ubicación geográfica y pueden incluir requisitos específicos sobre el diseño, la instalación y el rendimiento de las barras antipánico.
  • Cumplimiento con estándares internacionales: Además de las normativas locales, las barras antipánico pueden estar diseñadas para cumplir con estándares internacionales reconocidos en el campo de la seguridad contra incendios y evacuación de emergencia.

Algunos de estos estándares pueden incluir la norma EN 1125 en Europa y la norma NFPA 101 en Estados Unidos, entre otros. Es importante verificar que las barras antipánico cumplan con las certificaciones y estándares aplicables en la ubicación donde se instalarán para garantizar su idoneidad y seguridad.

Esto puede requerir la consulta con profesionales en seguridad contra incendios, cerrajería o arquitectura, así como la revisión de los requisitos locales y normativas pertinentes.

La instalación de barras antipánico debe ser realizada por personal cualificado y experimentado en cerrajería o instalación de sistemas de seguridad. Es fundamental que la instalación se realice de manera correcta y precisa para garantizar el funcionamiento adecuado de las barras antipánico y su cumplimiento con los códigos de construcción y las regulaciones de seguridad aplicables.

Idealmente, la instalación de barras antipánico debería ser realizada por profesionales certificados en cerrajería o seguridad contra incendios que tengan experiencia específica en la instalación de este tipo de dispositivos.

Estos profesionales tienen el conocimiento y las habilidades necesarias para llevar a cabo la instalación de manera segura y eficiente, minimizando el riesgo de errores o problemas durante el proceso.

Además, es importante asegurarse de que las barras antipánico se instalen de acuerdo con las especificaciones del fabricante y las normativas locales, incluyendo la ubicación correcta, la altura adecuada sobre el piso y cualquier requisito específico de montaje.

Un error en la instalación podría comprometer la seguridad de la puerta de salida de emergencia y poner en riesgo la vida de las personas en caso de una situación de emergencia.

La instalación de barras antipánico debe ser realizada por profesionales cualificados y certificados en cerrajería o seguridad contra incendios para garantizar un funcionamiento adecuado y seguro de estos dispositivos.

Sí, las barras antipánico están diseñadas para ser dispositivos de seguridad efectivos y proporcionar una forma segura y rápida de salir de un edificio en caso de emergencia.

Aquí hay varias razones por las que las barras antipánico se consideran seguras:

  • Fácil de usar: Las barras antipánico son fáciles de usar y no requieren conocimientos especiales para operarlas. Simplemente se presiona la barra para liberar la cerradura de la puerta y abrir la salida de emergencia, lo que permite una evacuación rápida y sin complicaciones.
  • Cumplimiento con estándares de seguridad: Las barras antipánico están diseñadas para cumplir con normativas y estándares de seguridad específicos, como la norma EN 1125 en Europa o la norma NFPA 101 en Estados Unidos. Estos estándares establecen requisitos estrictos para el diseño, la fabricación y la instalación de barras antipánico para garantizar su funcionamiento seguro y confiable en situaciones de emergencia.
  • Resistencia y durabilidad: Las barras antipánico están construidas con materiales resistentes y duraderos para soportar el uso repetido y las condiciones de emergencia. Están diseñadas para resistir la presión y el estrés de una evacuación masiva y proporcionar una salida segura incluso en situaciones de pánico.
  • Capacidad para evitar intrusiones no autorizadas: Muchas barras antipánico están diseñadas con características adicionales de seguridad, como la capacidad de bloquear la puerta desde el exterior para evitar intrusiones no autorizadas cuando la puerta no está siendo utilizada como salida de emergencia.
  • Instalación profesional: Cuando las barras antipánico son instaladas por profesionales cualificados y certificados en cerrajería o seguridad contra incendios, se minimiza el riesgo de errores o problemas durante el proceso de instalación, lo que contribuye a su seguridad y funcionamiento adecuado.

Las barras antipánico son dispositivos de seguridad confiables y efectivos que proporcionan una salida de emergencia segura en edificios comerciales, institucionales y públicos. Siempre que se instalen correctamente y se mantengan adecuadamente, pueden ayudar a garantizar la seguridad de las personas en caso de una situación de emergencia.

El coste de las barras antipánico para puertas puede variar según varios factores, como la marca, el modelo, la calidad, el tamaño y la ubicación geográfica. Además, el costo también puede estar influenciado por si la instalación se realiza por cuenta propia o se contrata a un profesional.

En general, el precio de una barra antipánico básica para una puerta puede oscilar entre los 100 y los 300 euros. Sin embargo, barras antipánico más sofisticadas, con características adicionales de seguridad o de marcas reconocidas, pueden costar más, pudiendo superar los 500 euros.

Es importante tener en cuenta que estos precios son solo estimaciones y pueden variar significativamente según el mercado y la oferta disponible en el momento de la compra. Siempre es recomendable solicitar varios presupuestos y comparar opciones antes de tomar una decisión de compra. Además, si se requiere instalación profesional, el costo total también incluirá los honorarios del instalador.